domingo, 11 de enero de 2009

ESTÁ LA NOCHE DESPEJADA

Está la noche despejada
igual que la soledad.
Yo doy vueltas alrededor de la lámpara
mi alma, un gato maullando en el callejón.
¿Cómo escoge uno la vida que vive?
¿Llega el momento en que la emoción pierde su novedad?
Hemos vivido la cima y el precipicio
el resto es como el canto plano de una piedra sin rostro.
llevo el corazón estrujado a la espalda
puño con ganas de ahogarse
músculo cansado de rabiar y de ilusionarse en vano.

Yo creí que yacería en la cama de una pareja eterna
y suave
pero el amor tiene vericuetos
y su sonrisa es liviana
- se la lleva el viento -.
Cada quien vive aferrado a su cuerpo
y a su destino
y la razón de uno es la sinrazón del otro.
Lo único real y verdadero es la soledad,
la del nacimiento
y la muerte.
Abracémosla pues
apretadamente.

Hoy estoy aquí
y mañana dejaré de ser.
Nada es eterno
ni siquiera este dolor
que eterno me parece.
Gioconda Belli , "Fuego soy, apartado y espada puesta lejos"

2 comentarios:

Tormaleo dijo...

felicidades por el blog.

Interesante la poesía.

te invito a que te pases por el mio y lo descubras: Parroquia de tormaleo (ibias)

http://tormaleo.blogspot.com/

Un saludo y gracias.

psicoescéptica dijo...

Gracias.

Lo haré